Toyota presenta su nuevo software de automatización inteligente AGV T-ONE

Toyota Material Handling Europe presentó en marzo, su nuevo software de automatización inteligente T-ONE. Desarrollado internamente, T-ONE (optimiza – navega – ejecuta) aplica la filosofía un-paso-adelante-en-el-pensamiento y forma parte del enfoque lean aplicado por Toyota para aumentar la eficiencia y optimizar la utilización de recursos de almacén. T-ONE es el protagonista de las soluciones automatizadas de Toyota, que integran los procesos del cliente y proporcionan una visión completa y un control absoluto del flujo de los materiales.

T-ONE está instalado como una capa de integración que establece comunicación con los vehículos automatizados Autopilot Toyota (AGVs) y con la infraestructura existente, ya sean los sistemas de gestión de almacén, la identificación de mercancías u otros equipos de manipulación de materiales.
El software inteligente ofrece eficacia operativa y gran flexibilidad para una acometer operaciones de forma sencilla que requieren una puesta en marcha rápida. Esto lo hace especialmente apropiado para aplicaciones con un número importante de vehículos.
“T-ONE es un componente clave para automatizar y ejecutar operaciones altamente eficientes. Nuestros clientes se beneficiarán de un flujo constante en sus operaciones y de una integración total con los sistemas in situ, facilitando el paso hacia la automatización” dice Hans Larsson, Director de soluciones Logísticas en Toyota Material Handling Europe.

http://www.toyota-forklifts.es

Anuncios

¿Drones en la logística?

Autora: Marina Uceda

El sector de la logística es pionero en implantar avances tecnológicos que permitan optimizar la cadena de suministro. En los últimos tiempos, se ha hablado mucho sobre uno de los más innovadores. Nos referimos a los drones.

En un tiempo récord, estos artefactos aéreos han pasado de ser una curiosidad e incluso un juguete a una herramienta funcional en el proceso logístico.  Prueba de ello, es cómo grandes operadores como DHL o Amazon están apostando por los drones en la entrega de los pedidos, especialmente en la última milla.  Y es que el dron no tiene las limitaciones del tráfico terrestre y puede hacer el mismo recorrido que un camión en muchísimo menos tiempo y con menos combustible.

Sin embargo, su uso no se limita a dicha labor. También, están revolucionado la organización en el interior del almacén, ya que pueden utilizarse para controlar el inventario o para el reparto interno de pequeñas cargas. Esto facilita la labor del personal y evita el uso de otros sistemas.

A pesar de todas estas virtudes, también tiene sus inconvenientes o limitaciones. Son vehículos caros que requieren una fuerte inversión en aparatos, software de gestión y formación del personal. Tanto en el almacén como en la distribución, necesitan la supervisión constante por parte de una persona y a esto se añade el problema de la durabilidad de la batería, que no hace posible largos proyectos.

Existen otras limitaciones derivadas de la poca regulación sobre el uso de drones, pues estamos ante un caso de tecnología adelantada a la legislación. Esto dificulta el uso del espacio aéreo y pone sobre la mesa el peligro de tener objetos volando sobre la población y los posibles accidentes dentro de los almacenes.

En conclusión, es improbable que los drones sustituyan por completo a los vehículos terrestres en la logística, pero sin duda están cambiando el modelo de distribución.

La confianza, clave en la logística colaborativa

Autora: Marina Uceda

Cada vez es más habitual que las compañías establezcan un modelo de logística colaborativa para mejorar su capacidad de lucha contra sus adversarios y conseguir liderar un sector cada vez más global y competitivo.

En este contexto, la confianza entre los diferentes eslabones tiene un peso determinante en el resultado de esta clase de sinergias. Tanto es así, que, según los estudios, sólo dos de cada 10 compañías que pusieron en marcha este proceso colaborativo tuvieron éxito.

La necesidad de compartir datos, rutas y ajustar precios de forma conjunta supone un desafío que pone a prueba la honestidad de todas las partes. Todos tienen que tener presente que el fin es beneficiarse mutuamente, y no de forma individual, entendiendo que la confianza implica un compromiso de aceptación de los métodos del otro.

¿Y por qué confiar? La rentabilidad es el principal impulsor de la logística colaborativa. Externalizar las actividades logísticas ya supone un ahorro del 10%, mientras que, si haces outsourcing colaborativo, el ahorro puede llegar hasta el 20%, e incluso hasta el 25% en una fase más avanzada de la colaboración.

Por tanto, es ventajoso buscar esta clase de sinergias logísticas por razones económicas, pero también tiene otros beneficios añadidos. De hecho, la colaboración suele llevar asociado mejoras también en reducción de costes, reducción de stocks, reducción de las roturas de stock, mejores cálculos sobre oferta y demanda…

Pero recordar, sin confianza y sin estrechas alianzas entre los diferentes compañeros de viaje, la logística colaborativa no cumplirá con su verdadero fin.